Torta de durazno

domingo, 14 de diciembre de 2014


La presencia de las frutas en un torta hacen que ésta sea más ligera, en muchas ocasiones su sabor cítrico rebaja el dulce y la combinación de texturas siempre es un éxito. La receta de hoy es un claro ejemplo de ello.

Pero además, aprovechando que estamos en época navideña y que precisamente por eso tenemos la excusa perfecta para comer de todo sin morirnos del remordimiento, les traigo la mejor torta de duraznos del mundo!  



Es una torta esponjosa y suavecita, realmente maravillosa, y lo mejor, tiene una pinta tan profesional que no tiene nada que envidiarle a las tortas que venden en su pastelería preferida.  

Es muy fácil de preparar y la he adaptado de una de las primeras recetas para tortas que aprendí.

Esta receta no falla!

Y se pone aun mejor: es light! NO TIENE MANTEQUILLA!


TORTA DE DURAZNO

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos.
Para 18-20 porciones.

Ingredientes:
  • 225 grs de harina
  • 160 grs de azúcar
  • 8 huevos (separar las yemas de las claras)
  • 70 ml de agua 
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de cremor tártaro 
  • 1 cucharadita de sal
  • 160 grs de azúcar
  • 1 lata de duraznos en almibar

Crema chantilly para decorar:
  • 2 claras de huevo
  • 800 ml de crema de leche
  • 50 gr azúcar pulverizada

Instrucciones:

Precalentar el horno a 180 grados centígrados.

Tamizar la harina y luego mezclarla con el azúcar. Incorporar las yemas, el agua, el jugo de limón y la esencia de vainilla.

Aparte, batir las claras con el cremor tártaro y la sal, hasta llegar a punto de nieve. Agregar el azúcar en tres faces: al inicio, cuando las claras empiezan a espumar y cuando finalmente empiezan a adquirir una consistencia más firme. 

Incorporar las claras a la primera mezcla con suaves movimientos envolventes, evitando que pierdan aire.

Verter la mezcla en un molde engrasado únicamente en el fondo, no debemos engrasar los lados. Hornear por 50-60 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio. Enfriar la torta dentro del molde y boca abajo, esto para evitar que pierda altura.

Una vez desmoldada y fría, cortamos la torta horizontalmente por la mitad y bañamos las dos mitades con el almibar de los duraznos. 


Para preparar la crema chantilly, batimos todos los ingredientes hasta que la consistencia sea cremosa y forme picos. No debemos batir en exceso, porque terminamos preparando mantequilla.

Sobre una de la mitades de la torta, esparcimos un poco de crema chantilly y ponemos algunos duraznos cortados en lunas. Ponemos la otra mitad encima y cubrimos la torta con el resto de la crema. Decoramos con duraznos.

Justo para empezar las novenas :)

Hasta pronto,

Inés.

2 comentarios:

  1. Woao!! me parece fabuloso este pastel. lo harè. luego les comento....

    ResponderEliminar
  2. Woao!! me parece fabuloso este pastel. lo harè. luego les comento....

    ResponderEliminar